Mediante la mentoplastia de feminización limamos el mentón a través de un abordaje intraoral sin dejar cicatrices externas en la piel y conseguimos afinar la barbilla. También podemos retruir o avanzar el mentón en los casos indicados.

La cirugía, cuando se practica aislada, tiene una duración de una hora, se realiza bajo anestesia local y sedación profunda y es ambulatoria con lo que el paciente se no precisa quedarse ingresado. La incisión se realiza por dentro de boca con lo que no tendrás ninguna cicatriz.

Durante el postoperatorio el paciente tendrá molestias locales acompañado de cierto entumecimiento en la zona del mentón y cervical que desaparece al cabo de varios días.

Abrir chat